Monitoreando el Riesgo: Principales técnicas para hacerlo

De acuerdo con economistas, bancos, fondos y firmas gestoras de activos el riesgo para cualquier mercado de acciones, o desde el trading y forex online es la posibilidad de obtener –en un tiempo o plazo determinado- una ganancia o pérdida potencial.

El riesgo es una probabilidad de ganar o perder siendo complejo evaluar éste antes y durante el horizonte de inversión, sin embargo se puede –al menos- monitorearlo en el tiempo de cara a aminorar el evento estadístico de una pérdida puntual sobre el precio de un activo usando –por ejemplo- técnicas como el análisis Fibonacci.

Existen eventos poco diversificables que hacen del seguimiento de la inversión o del precio del activo una dimensión prácticamente imposible de cazar a detalle, pues la naturaleza del evento o bien es aleatoria o es de una naturaleza tan imprevisible que es mejor alejarse de ese entorno volátil.

Riesgo y plazo: estrategias de seguimiento

Controlar el riesgo u operarlo es prácticamente imposible o improbable; sin embargo, un seguimiento en función al tiempo puede ser –si contamos con las herramientas adecuadas- una interesante oportunidad de provocar que la volatilidad del trading o forex online o el mercado de acciones no golpeé negativamente sobre nuestro activo o portafolio de activos.

Lo mejor -para colocarle un termómetro al riesgo– desde nuestra posición de inversionistas es el conocimiento de nosotros mismos: cuál es el riesgo que somos capaces de enfrentar en función a los activos que adquirimos.

De eso trata la asignación de activos o asset allocation en inglés: en ubicarnos en un contexto donde nuestra capacidad de exposición a un activo [más o menos] riesgoso vaya a tono con nuestra personalidad o actitud de sentir –mayor o menor- aversión que dicté si somos conservadores [75% bonos, 25% acciones] o dinámicos.

O si podemos soportar acciones volátiles o bonos de empresas o Gobierno con un austero nivel de peligro como los bonos gubernamentales o del Tesoro estadounidense o CFD o derivados con alta dosis de adrenalina financiera.

El plazo es clave también pues a mayor plazo de exposición o duración a un activo o portafolio por ejemplo de divisas duras o volátiles o bonos junk, mayor será el riesgo; no obstante podremos esperar mejores retornos estimados o pronosticados.

Riesgo

Lo inverso también funciona

Contar con asesoría que –ante un descuido nuestro involuntario del mercado- nos dé aviso de alarma o alerta cuando en el trading ocurre un evento que ataque directamente la rentabilidad potencial de nuestra cartera de activos es clave, y esta asesoría deberá contar con herramientas de análisis profesionales para operar en un entorno problemático.

Plataformas de datos, precios, tarifas y cotizaciones controlan los daños; análisis estadísticos o estocásticos con series de Fibonacci por ejemplo que ayudan al analista a operar en hábitat peligroso y una saludable plataforma de noticias económicas y financieras aportan la cuota de tranquilidad.

Por último y a propósito de canasta o cesta de activos, si se desea aminorar el riesgo ésta deberá ser diversificada, profunda y líquida.

También podrías leer: Los 11 Errores más comunes en tus Finanzas Personales

Esperamos que este planeamiento sobre monitoreando el riesgo te sirva para hacer mejor tus inversiones y movimientos financieros claves para tener una actividad financiera exitosa.

Artículo escrito por Guiovanni Quijano

Ayudo a Emprendedores y Empresarios a potenciar sus Modelos de Negocio en Marketing, Innovación, Finanzas y Emprendimiento. - Soy Adm. de Empresas, Esp. Marketing y Mag. en Mercadeo Global. Emprendedor, Speaker y Docente Universitario. www.guiovanniquijano.com

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *