Viabilidad Financiera en Programas Académicos

Es la capacidad de una Organización (sea cual sea) de obtener fondos necesarios para satisfacer sus requisitos funcionales a corto, mediano y largo plazo. Para tener un buen desempeño no basta con los criterios anteriores, se debe prestar atención también a la capacidad de generar recursos necesarios para tener la posibilidad de pago de sus cuentas operativas, pero también el de lograr un excedente de ingresos con respecto a los gastos, es decir, debe tener el aforo para crear, proporcionar y entregar productos, servicios o programas útiles. Se es viable financieramente si se genera suficiente valor para mantener a los interesados directos comprometidos con su existencia.

En el sector Educativo y de acuerdo a los principales aspectos que evalúan los pares CONACES del Ministerio de Educación Nacional en la verificación de condiciones mínimas de calidad, se encuentra la Viabilidad Financiera de un programa académico, que garantice la sostenibilidad del mismo durante la vigencia del Registro Calificado según el decreto 1295 del año 2010.

En la consecución de este objetivo, se debe tener una estimación de los costos para cada  proyecto académico de pregrado y posgrado, información que analizada adecuadamente le permite a la Universidad y/o Institución de Educación Superior identificar las áreas que presentan dificultad, las acciones de mejoramiento que lleven a la optimización de la gestión académica, administrativa y financiera de cada uno de estos programas.

Se requiere información detallada y precisa de cada proyecto curricular  (Ingresos académicos por todo concepto y descuentos realizados: gastos de: nómina docente y administrativa, gastos generales, infraestructura e inversiones) e información detallada sobre la actividad y costos académicos. A su vez se deben  relacionar los pagos que por conceptos de inscripción, matrícula (descuentos y % descontados en una lista como soporte de la información) y derechos pecuniarios que se hayan recaudado, detallar el número de solicitudes y de estudiantes matriculados; utilizando esta metodología permite a las IES definir la evaluación y la asignación de los costos por programa identificando las variables y elementos para tomar las decisiones relacionadas con la factibilidad y auto sostenibilidad financiera y presupuestal de los programas académicos.

De acuerdo a lo anterior se debe tener en cuenta: el estudio de variables como indicadores económicos, IPC (salarios), Inflación, tasa de desempleo, incremento del salario mínimo, para así determinar el valor y el porcentaje de incremento o no incremento en el costo del programa. Se tiene también en cuenta el nivel de deserción (causas), el comportamiento de la matrícula y número de estudiantes por programa, los referentes comparativos de valores de matrícula, valores agregados e incentivos de otros programas similares en Instituciones del entorno o la región y el posicionamiento o reconocimiento del programa en el mercado.

Con el estudio y análisis de dicha información se toman decisiones relacionadas con la permanencia, actualización y restructuración o cancelación de un programa académico, en pro del mejoramiento de la misión académica y de una gestión responsable.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *